• Artículos de Interes

  • Diseño

  • Construcción y Remodelación

  • Inmobiliaria

  • Administración

  • EliteSpacios en la Radio

Residencia Oficial de los Pinos

zparlamento3

Presidencia de la República, México.

  • Oficina oficial del presidente de los Estados Unidos Mexicanos
  • Puerta 2, Casa Miguel Alemán, PB, Col. San Miguel Chapultepec, 11850, CDMX, México
  • Teléfono: 5093 5300
  • Atención a la ciudadanía: 01 800 080 1127 (llamada sin costo)

Residencia Oficial de Los Pinos.

  • Molino del Rey s/n, Col. San Miguel Chapultepec, CDMX. C.P. 11850

los pinos 9 inclinado mas cerca RC

La Residencia Oficial de Los Pinos, referida coloquialmente como Los Pinos, no tiene timbre, tampoco cuenta con un número en su exterior, esta propiedad no necesita mayor referencia para su ubicación. Desde 1934 se han realizado remodelaciones y nuevas construcciones para que el presidente de México gobierne al país y la habite con su familia a lo largo de los seis años de su mandato.

Y es que hablar de Los Pinos no es hacer alusión simplemente a una casa. Al interior de este gran terreno perfectamente amurallado y custodiado por decenas de militares, se encuentran una serie de estructuras residenciales y de oficinas que forman parte del entorno del Jefe del Ejecutivo durante su administración.

Jardines, fuentes y lagos han sido testigos a lo largo de casi ocho décadas de importantes episodios de la historia de México. Cada pared y cada piso que conforman Los Pinos han visto pasar a 14 familias presidenciales que, además de su nombre y apellido, han dejado escritas un mar de historias.

Actualmente y a menos de un año de desocuparla, en ella radican el Lic. Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y su esposa Angélica Rivera, junto con los hijos de ambos.

 

La Construcción

Luego de la Conquista de México por parte de los españoles, en el terreno que ahora ocupa Los Pinos se construyó hacia 1550 un trapiche donde se trituraba el trigo hasta convertirlo en harina. Debido a la importancia de su producción pertenecía a la Corona Española y por lo tanto este sitio fue nombrado como Molino del Rey.

En enero de 1853 el Doctor Don José Pablo Martínez del Río, originario de Panamá y patriarca de una de las familias más adineradas del país en el Siglo XIX y la primera mitad del Siglo XX, le compró parte de las tierras y aguas de la zona conocida como Molino del Rey al Sr. Don José Rincón Gallardo, por las cuales pagó un total de dos mil trescientos treinta y cinco pesos y seis reales. El nuevo propietario edificó en estos terrenos un rancho al que denominó “La Hormiga”, debido a que era la más pequeña de sus propiedades, considerándola como su casa de verano, cercana al entonces pueblo de Tacubaya, donde la burguesía de la época comenzaba a levantar sus casas de campo y la cual con el paso de los años fue llenándose de construcciones y de ahí nació “La Casa Grande”. En el lugar existían dos casas, varias caballerizas, una capilla, casas para los empleados y los servicios que se requerían para el manejo de la propiedad, ya que el Bosque de Chapultepec estaba a un lado no se sabe a ciencia cierta si el estanque, donde existían diferentes especies de peces, gansos y cisnes, fue también construido por el o ya existía. La casa tipo chalet inglés, poseía techos de dos aguas con torreones a los lados. Uno de los detalles más hermosos que tenía la construcción, enclavada en la mitad del frondoso bosque y en la parte más alta del terreno junto a una plazoleta, era la terraza a la cual se le llamaba “La Varanda”, y estaba naturalmente al aire libre.

 

Los orígenes de la Residencia Oficial

Con la creación del Paseo de la Reforma que unía el Bosque y el Castillo de Chapultepec con el resto de la ciudad, el rancho La Hormiga quedó situado en un punto intermedio y, por lo tanto, estratégico para el gobierno que en esos años buscaba un inmueble cercano al Castillo, entonces residencia oficial del Presidente de la República, con el fin de que fuera ocupada por el miembro del gabinete de más confianza, por lo que el terreno donde actualmente se encuentran Los Pinos y donde se localizaba el rancho La Hormiga, propiedad del Dr. José Pablo Martínez del Río, fue expropiada en 1916 con el gobierno del presidente Venustiano Carranza, debido a su ubicación.

“El gobierno tenía necesidad de tomar posesión del rancho de La Hormiga” fue el único argumento que se le ofreció al propietario.

El primer funcionario federal que habitó La Hormiga fue el general Álvaro Obregón, Secretario de Guerra y Marina en el gobierno carrancista. Sin embargo, los afectados no se quedaron con los brazos cruzados. Los herederos del Dr. Martínez del Río interpusieron todos los recursos legales para recuperar lo suyo, dos años después, en 1918, lograron que una autoridad judicial enajenara el predio, así que el general tuvo que abandonar por orden de un juez la propiedad. Los descendientes comenzaron sus pleitos intrafamiliares por lo que el asunto de la herencia se extendió hasta febrero de 1923 cuando, después de un juicio testamentario, el entonces presidente Álvaro Obregón autorizó la compra de la propiedad a la familia Martínez del Rio.

Una vez concluida la compra vivió con su familia Plutarco Elías Calles, quien entonces ocupaba el cargo de Secretario de Gobernación. Para mudarse al Castillo de Chapultepec como las reglas lo mandaban al tomar posesión presidencial, y dando lugar en ese mismo 1924 a que el general Manuel Pérez Treviño, entonces Jefe del Estado Mayor Presidencial y su familia fueron inquilinos del rancho, de 1925 a 1929 siguió el general Joaquín Amaro Domínguez, quien fungía como Secretario de Guerra y Marina y quien mando a construir los frontones un stand de tiro, ampliar las caballerizas y una alberca donde anteriormente estaba ese estanque con el argumento que los patos, gansos y cisnes se habían vuelto una plaga agresiva a sus invitados por las constantes mordeduras que los animales les daban a sus invitados. También ordenó la construcción de los campos de polo y del Campo Marte.

 

La historia presidencial

El presidente Lázaro Cárdenas inició su periodo presidencial el 1 de diciembre de 1934. El mismo día, después de la ceremonia de toma de posesión, declaró que no deseaba vivir en el Castillo de Chapultepec, pues le parecía muy ostentoso y deseaba que todos los mexicanos lo pudieran visitar, por lo que eligió para vivir “el rancho La Hormiga”, debido a que estaba en pleno bosque de Chapultepec y a él le gustaba estar en contacto con la naturaleza.

Inmediatamente, y la primera orden presidencial fue que en recuerdo al nombre de la huerta donde se enamoró de su esposa la Sra. Amalia Solórzano, en Tacámbaro, Michoacán cambiarle el nombre por Los Pinos y se instaló un enorme cartel que decía: “Los Pinos: ésta es tu casa”.

El matrimonio Cárdenas después de adecuarla a sus necesidades y las de su familia le hicieron una serie de reformas a la casa y las construcciones cercanas para llegar a vivir en marzo de 1935, convirtiéndose en la Residencia Oficial Presidencial.

 

Las remodelaciones y nuevas construcciones

Cuando Manuel Ávila Camacho se convirtió en presidente de la nación, decidió vivir en Los Pinos, a pesar del descontento popular, ya que gran parte de la ciudadanía consideraba que el lugar adecuado para el presidente era el Castillo de Chapultepec, a lo cual se negó dando el primer paso a su remodelación quien junto con su esposa Soledad Orozco ordenó hacer bastantes modificaciones para adaptarla a sus necesidades por lo que vivió en su casa particular en las Lomas de Chapultepec hasta que se mudó a Los Pinos en diciembre de 1941 habitando e chalet tipo inglés el cual actualmente tiene como nombre “Casa Lázaro Cárdenas”.

Los-Pinos_011

Adolfo Ruiz Cortines en 1952, giró instrucciones para edificar una tercera casa donde se instaló con su segunda esposa María de los Dolores Izaguirre, la cual en la actualidad lleva su nombre y alberga el salón de “Los Presidentes”, dentro se encuentran cuadros pintados con las imágenes de cada uno de los presidentes que han ocupado Los Pinos, imitando así a la Casa Blanca, incluyendo dentro el salón “Venustiano Carranza” utilizado para eventos especiales fue una remodelación costosa ya que además se instalaron oficinas situadas en la escuela de tiro; la alberca con baños y vestidores y el acceso a la casa por la calzada de Molino del Rey también fueron reconstruidos.

LOS PINOS COMEDOR TARASCO 1974              Los-Pinos_05

Miguel Alemán junto con su esposa Beatriz Velazco, tomó la decisión de construir otra casa más grande y funcional, “La casa Miguel Alemán” que a la postre serviría de oficinas a distintos mandatarios. Desde principios de su mandato se empezaron a recibir visitas de importantes personalidades del ámbito de la política y la cultura, así como jefes de Estado extranjeros en la Ciudad de México, por lo que las instalaciones del chalet resultaron insuficientes para hospedar a dichas personalidades, situación que se unió al hecho de que la familia Alemán era muy numerosa, por lo que se pensó en hacer una nueva residencia que facilitara la vida diaria del presidente y sus visitantes. El arquitecto Manuel Giraud Esteva hizo un proyecto inicial, el cual fue modificado después de algunos ajustes por el ingeniero Fernando Parra Hernández. A principios de 1947 se empezó la construcción de la nueva casa estilo francés con una ostentosa dimensión de 5700 metros cuadrados. La edificación se hizo en tres niveles: imitando una vez más a la Casa Blanca ya que en la parte superior se construyeron las habitaciones para albergar a la familia; en la planta principal, los salones oficiales para recibir y despachar, y en la planta subterránea salas de juego y de fiestas,  para la decoración que eligieron los Alemán para su nuevo hogar se buscaron muebles de entre lo mejor del estilo imperial afrancesado; otros se adquirieron en Querétaro y Guanajuato; algunos más se mandaron a hacer exprofeso en los estilos Luis XV y Luis XVI, entre ellos las cómodas de Boulle, las cuales fueron traídas de Francia; esculturas de bronce y mármol de Carrara, porcelanas de Sévres, de Meissen y de Limoges, candiles de cristal checoslovaco, así como piezas de talavera de Puebla y muebles tallados de marquetería fueron traídos a la casa presidencial, la cual solo alcanzaron a disfrutar en su ultimo año presidencial por la tardanza en los máximos detalles de la construcción que duro 5 años.

discover-1953-3029329-ybba-acd71hzencvsrti4xpgsy5-pzlgqcx6rykvabo_848x476_adaptiveResize             los pinos 4 oficinas y residencia posterior RC

La Casa Miguel Alemán desde que fue construida ha sufrido modificaciones con el objetivo de adaptarla a las necesidades del presidente en turno.

Adolfo Ruiz Cortines instaló en el primer piso de la Casa Miguel Alemán el comedor oficial de 30 personas, para recibir a embajadores, gobernadores, empresarios e intelectuales.

Los-Pinos_07

A excepción de Adolfo López Mateos que no quiso hacer modificación alguna pues nunca quiso mudarse oficialmente de su residencia particular en San Jerónimo y quien solamente la uso de oficinas salvo ocasiones especiales llego a dormir en la residencia de Los Pinos.

2lp1

José López Portillo y Pacheco creo el corredor de los presidentes e instaló una enorme biblioteca que cuando terminó su sexenio desmontó y se llevo a la controvertida casa que se le denominó “La Colina del Perro”.

paseo de los bustos

En el sexenio de Miguel de la Madrid la remodelación fue mucho mayor y terminaron por entrar a finales de febrero de 1983, la idea fue separar los espacios familiares de los laborales, “separar el lugar de trabajo del presidente, de la residencia familiar”.  Fue su argumento con la idea de que la vida familiar sería arriba de la Casa Alemán, imitando así a la Casa Blanca dividiendo la planta principal habitacional en dos secciones: la de recibir y la de estudiar. De la Madrid despachó en la Casa Lázaro Cárdenas, que se decoró con una colección de pintura mexicana prestada por el Instituto Nacional de Bellas Artes, en la decoración, se cambió el color de los muros. Se conservó el Salón Colima y el comedor familiar de arriba. También hubo dos salones de recepción abajo: el Morelos, al lado sur, para mandatarios extranjeros y foto oficial; y el Salón Juárez, al lado norte, para usos múltiples, con chimenea. Después seguía la terraza ya cubierta, con cómodos sofás a modo de sala de espera. En los jardines se cambió el sistema de riego de agua potable a agua tratada. Se transformó la fachada, pues se le puso un enorme escudo en bronce y se polarizó en ocre las ventanas en cuadrícula.  Afuera, enfrente, se puso un asta bandera y se crearon dos estacionamientos subterráneos, andadores adoquinados y un parque arbolado que puso distancia entre Los Pinos y el exterior.

32lp1        los-pinos-1

En la ocupación de Carlos Salinas de Gortari se caracterizó por meter a la residencia parte de sus actos públicos por lo que para enero de 1989 estaban listos dos nuevos salones, el Adolfo López Mateos y el Manuel Ávila Camacho. El primero se inauguró con la fiesta de 15 años de su hija Cecilia Salinas Occelli, en la que cantó Luis Miguel para más de 2000 invitados.

En el primer año de Ernesto Zedillo se acondicionó un espacio como estudio de televisión, en previsión de que no pudiera dar verbalmente en el Congreso su primer informe de gobierno. Como en el año 1994 se dio el levantamiento zapatista en Chiapas y fue asesinado el candidato presidencial priista Luis Donaldo Colosio, hubo necesidad de tomar más medidas de seguridad.

Los-Pinos_09

Los cambios más notorios fueron en el año 2000 realizados al principio del sexenio de Vicente Fox, cuando convirtió la Casa Miguel Alemán en oficinas aunque conservó la biblioteca, salones de eventos, comedor, salas y otras áreas de la mansión para usos posteriores conservando entre ellas su despacho y sala de juntas, erradicando las habitaciones y toda parte de vivienda al construir en su casa particular en la zona de “Las Cabañas” al lado para el uso habitacional de el y su esposa Martha Sahagún y la orden de construir otra casa mas para sus 4 hijos de el, los hijos de su esposa decidieron no habitar la casa presidencial. También se reacondicionó el primer edificio Lázaro Cárdenas para las oficinas de ella, en donde se dice que era quien realmente llevaba la presidencia y Vicente solo daba la cara ante los mexicanos y el mundo.

portada_07         breckenridge_lospinos2_gwlodge

Felipe Calderón Hinojosa optó por seguir la línea de su antecesor y se fue a vivir a otra de “Las Cabañas” de Los Pinos. Actualmente en la Casa Miguel Alemán se encuentra el despacho del Presidente, la sala principal de recepción, El Salón Blanco, la biblioteca José Vasconcelos entre otras oficinas más.

Los-Pinos_08

 

Los jardines y sus alrededores

Además de las casas anteriormente mencionadas, la residencia oficial de Los Pinos cuenta con la casa Adolfo Ruiz Cortines en donde sobresalen los salones de los Presidentes y el Venustiano Carranza.

La Calzada de la Democracia, en homenaje a algunos de los personajes representativos de la lucha por la democracia que se ha librado durante el siglo XX a lo largo de esta se encuentran los bustos de José Vasconcelos, Manuel Gómez Morín, Daniel Cosío Villegas, Amalia González Caballero de Castillo Ledón, Salvador Nava, Heberto Castillo, Manuel J. Clouthier, Carlos Castillo Peraza y Luis Donaldo Colosio.

En esta área se encuentran también las esculturas de Miguel Hidalgo y José María Morelos y Pavón, destacados personajes de la Independencia de México, estas fueron creadas por Ernesto Tamariz y colocadas durante el gobierno de Miguel de la Madrid, también un jardín con los Bustos de Benito Juárez, Melchor Ocampo y Lerdo de Tejada, en honor a los creadores de las Leyes de Reforma.

Jardin LOS PINOS

Al fondo de la residencia se encuentra la Calzada de los Presidentes, creada por López Portillo, en donde se muestran las estatuas de los trece presidentes que anteriormente vivieron en los Pinos, desde Lázaro Cárdenas hasta Felipe Calderón y pronto se incluirá la de Enrique Peña Nieto. También existen los Salones Adolfo López Mateos y Manuel Ávila Camacho, los cuales se utilizan en diversos eventos y se localizan cerca de la construcción del antiguo Molino del Rey y del Museo del Estado Mayor Presidencial.

Los_Pinos_10

Los presidentes que han habitado Los Pinos son:

  • Lázaro Cárdenas del Río Habitó la residencia de 1935 a 1940.
  • Manuel Ávila Camacho 1940-1946
  • Miguel Alemán Valdés 1946-1952
  • Adolfo Ruiz Cortines 1952-1958
  • Adolfo López Mateos 1958-1964
  • Gustavo Díaz Ordaz 1964-1970
  • Luis Echeverría Álvarez 1970-1976
  • José López Portillo 1976-1982
  • Miguel de la Madrid Hurtado 1982-1988
  • Carlos Salinas de Gortari 1988-1994
  • Ernesto Zedillo Ponce de León 1994-2000
  • Vicente Fox Quesada 2000-2006
  • Felipe Calderón Hinojosa 2006-2012
  • Enrique Peña Nieto 2012-2018

 

¿Cuánto vale la residencia de Los Pinos?

Para principios del 2018…..

El predio en donde se ubica el conjunto de inmuebles que funge como oficinas y casa de los presidentes de México cuesta alrededor de $1,600 mdp; el metro cuadrado en la colonia San Miguel Chapultepec se cotiza hasta en poco menos de $30,000. Las diferentes edificaciones llegan a sumar un costo de alrededor $850 millones de pesos.

La residencia oficial de Los Pinos tiene 56,000 metros cuadrados, una extensión de poco más de 14 veces más que la Casa Blanca ubicada en Washington DC, Estados Unidos de Norteamérica y en la cual habita el presidente de dicho país.

Si la residencia oficial de Los Pinos se pusiera a la venta, costaría poco menos de $2,500 millones de pesos. La construcción más grande que sería la casa Miguel Alemán con 5700 metros cuadrados de construcción tiene un precio estimado de $370 millones. La zona habitacional tiene un costo de poco menos de $110 millones de pesos

En un comparativo de los costos de los edificios del legislativo vs. el ejecutivo el Palacio Legislativo de San Lázaro, que tiene una superficie del predio poco mas de tres veces mayor y la del área del senado 9 veces menor, los costos aproximados de los predios llegan a ser muy similares no así el costo de sus edificaciones.

En comparación con los espacios donde sesionan la Cámara de Diputados, ubicada en la colonia El Parque, tiene un precio promedio del terreno por metro cuadrado de $12,000, que es poco menos de la tercera parte del precio por metro de Los Pinos, y sus 150,000 metros cuadrados de área de construcción tiene un costo de $85,000 por metro cuadrado edificado; y, donde sesiona la Cámara de Senadores ubicada en la colonia Tabacalera sobre la Avenida de la Reforma, en donde se cotiza el costo por metro cuadrado de terreno como de los mas caros de la CDMX en $200,000 por metro cuadrado y junto con sus poco mas de 72,000 metros cuadrados de área de construcción con un costo de $120,000 por metro.

Sobre estas bases el costo total del Palacio Legislativo con 150,000 metros cuadrados sería de poco menos de $15,000 millones de pesos y el de la Cámara de Senadores con sus 72,000 metros cuadrados de poco menos de $10,500 millones de pesos.

El análisis incluyó los siguientes elementos:

 

  Metros cuadrados m² Precio (pesos/m²) Precio total
Los Pinos
La Hormiga (terreno) 56,000 $29,250 /m² $1,638,000,000
Casa Lázaro Cárdenas 1,200 $32,000 /m² $     38,400,000
Casa Ruíz Cortines 2,300 $32,000 /m² $     73,600,000
Casa Miguel Alemán 5,700 $65,000 /m² $   370,500,000
Las Cabañas (2) 900 $120,000 /m² $   108,000,000
Construcciones extras $    250,000,000
Total     $2,478,500,000
Palacio Legislativo de San Lázaro
Av. Congreso de la Unión (terreno) 192,400 $12,000 /m² $2,308,800,000
16 inmuebles edificados 150,000 $85,000 /m² $12,750,000,000
Total $15,058,800,000
Cámara de Senadores
Av. Reforma (terreno) 9,100 $200,000 /m² $1,820,000,000
Edificación 72,200 $120,000 /m² $8,664,000,000
$10,484,000,000

 

lospinos

Curiosidades

Los orígenes del nombre dado a Los Pinos, la residencia oficial del Presidente de México, están en Tacámbaro, una ciudad pequeña ubicada al sur de Michoacán.

Fue el General Lázaro Cárdenas del Río, quien eligió la casa presidencial vigente hasta ahora y la llamó Los Pinos, en honor a la finca donde conoció a Doña Amalia Solórzano, con quien se casó en septiembre de 1932, era un huerta llena de pinos.

*****

El Presidente Lázaro Cárdenas tuvo en Los Pinos una escuela con una treintena de niños, hijos de campesinos y obreros que convivían en igualdad de condiciones que su hijo Cuauhtémoc.

*****

Los Avila Camacho no tuvieron hijos. Doña Soledad, esposa del presidente describió así a Los Pinos: “Tenía una terraza que daba al oriente con una hermosa vista al bosque. En la planta baja estaba el comedor con muebles estilo Imperio y un enorme espejo sobre un trinchador. Una modificación fue la construcción de un antecomedor y un lugar para guardar vajillas y despensa. En la parte alta había 4 recámaras y 3 baños, y un hall para proyectar películas”

*****

A mediados de 1947 el Presidente Miguel Alemán ordenó la construcción de la nueva casa presidencia, y concluyó un año antes de que terminara el periodo presidencial en 1952.

La casa fue construida en 3 niveles: en la planta alta se encontraban las habitaciones de la familia, en la planta baja los salones oficiales para recibir y atender audiencias, y el sótano.

Con Miguel Alemán se realizó el cambio arquitectónico más importante. Llegó con su esposa, Beatriz Velasco, y sus dos hijos adolescentes, Miguel y Beatriz. Ahí nació su tercer hijo, Jorge, el primer bebé nacido en Los Pinos

La mayoría de los sucesores priistas de Miguel Alemán Valdés optaron por la casa estilo francés que él pidió construir,  donde lucía el mármol de Carrara, las porcelanas, las cómodas de Boulle y la talavera poblana

*****

Los Ruiz Cortines fueron inquilinos tranquilos, al presidente no le gustaban las fiestas ni desvelarse, solo hizo una fiesta el 2 de noviembre de 1958, días antes de terminar la presidencia.

*****

Adolfo López Mateos padecía de migraña, lo obligaba permanecer mucho tiempo encerrado, sin embargo, Los Pinos fue escenario de visitas de estado como el francés Charles de Gaulle y el mariscal Tito de Croacia

Adolfo López Mateos y Eva Sámano Bishop nunca quisieron dejar su vivienda en Tecamachalco. Si bien ambos realizaban sus actividades en Los Pinos, la residencia también funcionó para alojar a los visitantes extranjeros: la primera ministra india Indira Gandhi, el gobernante yugoslavo mariscal Josip Broz Tito, el presidente francés Charles de Gaulle y los Kennedy.

Adolfo López Mateos defendió su derecho a vivir donde siempre bajo el razonamiento de que “se ha de sentir feo que lo echen a uno de esta casa”.

Eva Sámano de López Mateos le gustaba la moda y continuamente hacia desfiles de modas en Los Pinos en donde ella era la primera en las pasarelas

*****

Gustavo Díaz Ordaz retomó el carácter habitacional de Los Pinos, con su esposa Guadalupe Borja, y sus hijos Gustavo y Alfredo. La hija mayor, Guadalupe, ya estaba casada, pero muchas veces se quedaba con ellos y su pequeño hijo, quien nadaba con el abuelo presidente en una nueva alberca que mandó construir.

En 1967, en la fiesta de su 30 aniversario conyugal, lo celebró con Armando Manzanero, por encargo estrenó la canción de su autoría Parece que fue ayer.

Gustavo Díaz Ordaz, tuvo grandes problemas por una relación extramarital con Irma Serrano La Tigresa, a quien le regalo el comedor para 20 asientos en 1964 que en principios estuvo en el Castillo de Chapultepec perteneciente a Maximiliano

Su hijo Gustavo mandó remodelar el sótano en donde se construyo la pista de go-karts más grande del mundo.

******

La esposa de Luis Echeverria, Ma. Esther Zuno de Echeverría mandó instalar en el sótano un museo con trajes regionales, donde llevaba a los invitados oficiales de su marido

*****

José López Portillo  escribió en sus memorias: “Desde el 1 de Diciembre de 1976 ingresé a vivir en la residencia presidencial, cuando la remodelación aún no estaban concluidas, mi hijo José Ramón y yo dormimos desde la primera noche como un acto simbólico. el resto de la familia llegó 15 días después, los muebles que dejó el Lic. Echeverria se quedaron, compartí ese gusto con el”

Los López Portillo fueron quienes construyeron las cabañas en los Pinos para que ahí durmieran sus tres hijos: José Ramón, Paulina y Carmen.

En 1981 José López Portillo decide dejar una efigie suya en Los Pinos y crea El Paseo de los Presidentes.

*****

Miguel de la Madrid volvió a remodelar la fachada blanca de toda la edificación y que aún sigue vigente. Decidió cambiar el despacho presidencial y la biblioteca, donde se encerraba a leer.

Decidió la nueva construcción de la cancha de tenis, en donde pasaba los domingos jugando con compañeros escolares de su hijo.

*****

Carlos Salinas de Gortari, le pidió al presidente Miguel de la Madrid que se saliera de Los Pinos en septiembre de 1988 y se fue a su casa de Coyoacán para que el nuevo presidente electo cambiara a su gusto la decoración. Antes de terminar su periodo presidencial le ofreció por igual a su sucesor y desde ahí se acostumbró a que el presidente en funciones se sale de Los Pinos entre 3 y 1 mes antes de entrar el presidente electo.

*****

Cuando se mudó a los Pinos Ernesto Zedillo pidió una modificación: pintar las paredes de blanco, arrancó su sexenio con una crisis en el país y como muestra de austeridad se negó a remodelar el despacho presidencial. En las comidas masivas en la casa presidencial se ofrecía vino de baja calidad e incluso sidra.

Ernesto Zedillo, su esposa Nilda Patricia Velasco y sus cinco hijos se despidieron de la residencia en septiembre del 2000 para dar paso al primer presidente panista: Vicente Fox.

*****

Vicente Fox, quien llegó al poder separado, consideró que la residencia Miguel Alemán, con habitaciones en la planta alta, oficinas en la parte baja y salones de fiesta en el sótano, era demasiado grande para él y sus cuatro hijos, y decidió vivir en Las Cabañas cuya remodelación costo 30 millones de pesos.

Vicente Fox gastó 8 millones de pesos más para remodelaciones extras y 12 millones de pesos para habilitar con artículos de uso personal, de ahí se dio a conocer el famoso escándalo de las toallas de $7,000.00

El ingreso del nuevo mandatario estuvo marcado por una imagen que los fotógrafos de prensa captaron a plena luz del día: la salida de un retrato de Benito Juárez.

Actualmente en el Centro Fox en Guanajuato, tiene una réplica de la sala de juntas que ocupó en su sexenio.

*****

El presidente Felipe Calderón decidió usar las cabañas que Fox acondicionó y mantener la casa Miguel Alemán como oficinas para el y sus colaboradores. Tampoco regresó el retrato de Benito Juárez.

Felipe Calderón dejó como sello un salón especial para reuniones de alto nivel en el que opera un sistema de monitoreo de seguridad nacional, así como sofisticados mecanismos de resguardo de la residencia.

El presidente Calderón y su familia se despidieron de Los Pinos llevándose las dos mascotas con las que llegaron seis años atrás: sus perros labradores Rocky y Lucky.

*****

Con el presidente Enrique Peña Nieto se modificó nuevamente la fachada y las escalinatas de la casa Miguel Alemán, al igual que la zona de las cabañas, donde el junto con su nueva esposa iban a vivir, pero las hijas de ella pidieron vivir por separado y así se reordeno la nueva construcción de un ala a la zona.

*****

 

Regresar a: Artículos de Interés 

 

  • Encuéntranos

    Oficina CDMX:
    Fuente
    Col.
    Estado de México

    Sucursal Cuernavaca:
    Antinea # 1251
    Col. Las Delicias
    Cuernavaca, Mor.
    Telefono: (045) 55 3354 1967

    Conmutador
    (+52) (55) 5596 8515